miércoles, 30 de agosto de 2017

Madonna - Like a Prayer (1989)



ÁLVARO: Puede que la vida sea un misterio, pero no estoy aquí solo. Me acompaña como cada semana mi querido Jorge. Hoy tenemos a una de las grandes, la reina del pop, una transgresora, innovadora, icono feminista y postmodernista, empresaria, compositora, madre atenta y cariñosa, amiga de sus amigas, y cantante: Madonna. Y viene acompañada del álbum que la transformó de estrella en referente cultural, allá por los finales de la década de los ochenta, Like a Prayer.

JORGE: Y viene acompañada, también, de un Magnum clásico muy rico que me estoy comiendo. No sé muy bien qué añadir a una introducción a esta reseña casi tan perfecta como la que hace Madonna del que, aunque no sea el mejor (dicen algunos) disco de su carrera, bien podría ser el más importante, el que hizo que arrasara entre los críticos y le valió la aprobación unánime del panorama musical. Creo.

domingo, 27 de agosto de 2017

Rockrítico Weekly: Styx + Shelby Lynne + John Grant

STYX - CORNERSTONE (1979)




Llega la hora de la harina pastelera, que dijo Homer Simpson, con Styx, uno más de la plétora de bandas de "rock orientado al álbum" que popularizaron junto con gente como Kansas, Journey, Boston, REO Speedwagon, o Pocoyó. Bueno, quizá no este último, pero Pocoyó probablemente tiene una actitud mucho más agresiva y rockanrolera que la que Styx demuestra aquí. Es este uno de sus discos más célebres, y el que les dio su primer y único número 1 en Estados Unidos (también número 1 como causa de diabetes en las personas de mediana edad norteamericanas), la balada "Babe", que con unos acordes de Rhodes tan brillantes amenaza con cegar el resto del álbum.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Fiona Apple - Tidal (1996)


ÁLVARO: ¿Qué pasa, rutilófilos? Hemos sido chicos muy, muy malos esta semana, así que hemos decidido que qué mejor manera de celebrarlo que reseñar el disco de una señora que nos pidió nuestro compañero Adri el otro día. Pensaba que tal vez se uniría a nosotros para comentarlo, pero es pronto y debe estar ya muy, muy borracho. Sin más dilación, aquí está Tidal, de Fiona Apple. ¿Algo que te gustaría añadir, George?

JORGE: No mucho. Creo que Adri lo que quería es que le introdujéramos en la música de esta chica, de la que me dijo que no conocía mucho más allá de “Criminal”. Y qué mejor forma de hacerlo que con el trabajo que nos pidió, el disco debut de Fiona, lanzado allá por 1996 y compuesto, según tengo entendido, cuando contaba con tan solo 17 años. Desde luego, es una carta de presentación impactante, con un sonido muy cercano a otras artistas que hemos ido trayendo al blog recientemente (es inevitable mentar a Tori Amos, a PJ Harvey y hasta a Nina Simone), pero con un sello propio e inconfundible.

domingo, 20 de agosto de 2017

Rockrítico Weekly: Alexander O'Neal + Ichiko Aoba + Lindsey Buckingham

ALEXANDER O'NEAL - HEARSAY (1987)




Cuando empezó Rockrítico, probablemente era inimaginable que algún día me sentara a realizar una crítica de este disco, entre otras cosas porque no tenía ni pajolera idea de quién diablos es Alexander O'Neal, pero también porque el R&B contemporáneo con toques sintéticos era un poco lo contrario al tipo de música que este blog pretendía propagar. Pero me alegra mucho haber cambiado, aunque ese nombre que le pusimos nos perseguirá hasta el fin de los días, parecido al señor que puso a Neymar en la portada del álbum de cromos de este año.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Pink Floyd - The Piper at the Gates of Dawn (1967)



JORGE: Hubo una época en la que existió Pink Floyd, pero el rock progresivo aún no se había inventado. Lo que sucedió a continuación te sorprenderá.

ÁLVARO: No, no nos hemos vuelto clickbait. O sí, quién sabe. El caso es que había una vez una pandilla de ingleses con mucho tiempo libre que decidió dedicarse a expandir los horizontes musicales por todos los medios posibles. Estos muchachos, conocidos como Pink Floyd, estaban liderados por Syd Barrett, un niño en cuerpo de adulto con una extraña fascinación por los cuentos infantiles, las hadas, y los alucinógenos fuertes. Y esos muchachos son, a la sazón, los protagonistas de nuestra historia.

domingo, 13 de agosto de 2017

Rockrítico Weekly: Nina Simone + The Hush Sound + The Church

NINA SIMONE - PASTEL BLUES (1965)




Nina Simone es, obviamente, una de las grandes, la dama del piano bar en la que cantaba mordaces críticas al racismo imperante en frente de un público blanco que lo tragaba entre risas nerviosas. Así que su voz, tan personal, tan única, estaba abocada a dividir a quien lo escuchaba, ya bien por sus provocativas letras o por su peculiar timbre, que desde luego es un gusto adquirido, aunque increíblemente influyente (hola, Jeff Buckley; hola, Anohni).

miércoles, 9 de agosto de 2017

Oasis - Be Here Now (1997)



ÁLVARO: ¡He vuelto! Que no me había ido, pero sí. El caso es que no sé qué estoy diciendo y no llevo ni veinte palabras, quizá porque el disco que hemos escogido para esta ocasión ha destruido mis neuronas hasta el punto de incapacitar mi expresividad, de dejarme sin nada que decir, aunque no lo parezca. Es el tercer disco de unos chavales bastante odiosos de Manchester, llamados Oasis. El disco se llama “Be Here Now”. No es muy bueno. Di algo, Jorge.

JORGE: Mi principal aportación en este momento es proponer que demos por finalizada la crítica aquí, ya. Yo no quiero hacerla. Tú no quieres hacerla. Nuestros (inserte número n aquí, donde n es un entero natural entre el 0 y el… 2) lectores no quieren hacerla. Oasis no quiere que la hagamos. El bello barrio suburbial de Burnage, donde nacieron estos mozos, a aproximadamente una hora a pie al sur de donde vivo no quiere que lo recordemos. Por qué.

domingo, 6 de agosto de 2017

Rockrítico Weekly: Cocteau Twins + Ween + Jamie xx

COCTEAU TWINS - BLUE BELL KNOLL (1988)




¡Cocteau Twins! Los adjetivos del día son: etéreo, onírico, gélido y fantasmal. Aplicar como calificativos donde sea necesario. La banda del sello 4AD por excelencia, con Elizabeth Fraser a la voz y Robin Guthrie y Simon Raymonde un poco a todo lo demás, lanzó este Blue Bell Knoll en 1988, flanqueado junto con Victorialand por tal vez lo que fueron sus mejores discos, Treasure y Heaven or Las Vegas. Después de tanto namedropping, podemos hablar un poco de la música, y tal.

miércoles, 2 de agosto de 2017

PJ Harvey - To Bring You My Love (1995)


JORGE: Madre mía, Polly Jean. Quién te ha visto y quién te ve. No sé muy bien a qué ha venido esa frase, pero es que tampoco sabía cómo presentar a la increíble artista que nos acompaña hoy, con el que sería, según tengo entendido, su debut en solitario: esa genial cantautora que es PJ Harvey, y que a pesar de sonar como si viniera de… No sé, Arkansas, pues resulta ser de Yeovil, una pequeña ciudad al sur de Somerset, en la Pérfida Albión. Y tal. Todo tuyo, camarada.

ÁLVARO: Efectivamente, amigo mío. Una de las cosas que más llama la atención del disco que nos ocupa, To Bring You My Love, es que no podría sonar más yanqui. El sonido del álbum, tan anclado en el blues, nos traslada como cien años en el pasado, a los desiertos y los pantanos norteamericanos, con historias románticas casi siempre de infausto final. Pero bueno, no nos metamos en harina tan rápido, supongo. ¿Algo más que quieras comentar sobre PJ?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...